Vecinos denuncian subas de precios y desabastecimiento de alimentos

En el quinto día de cuarentena obligatoria, vecinos alertas sobre faltantes en góndolas y subas desmedidas de precios.

La paranoia que desata el coronavirus y la cuarentena generan que los comercios exploten de gente, desesperada por abastecerse, y de esta manera falten productos esenciales de higiene, limpieza y hasta alimentos. Además de los espacios vacíos en las góndolas, vecinos denuncian subas importantes en los precios.

La lavandina es uno de los productos que conforma el listado de los Precios Cuidados. Si bien había controles para que se cumplieran con los precios allí establecidos, muchos de los controles ciudadanos (agrupaciones sociales y políticas) fueron suspendidos por la pandemia. No obstante, los gobiernos locales actúan y ya clausuraron varios locales por alzas desmedidas de precios.

Se duplicó el valor

Uno de los casos denunciados por vecinos es la suba del aerosol desinfectante marca Lysoform. La semana pasada se conseguía a 90 pesos en Maxicarrefour, pero en estos días se puede ver a 190 pesos en algunos comercios. Uno de los vecinos denunció al incremento desmedido en un supermercado chino de la Región. De todos modos, el mismo producto se vendía por encima de los 100 pesos hace dos semanas, cuando se decretó la cuarentena obligatoria. Hoy, es difícil conseguirlo en supermercados de barrio.

Faltan insumos de limpieza

De hecho, cuando se suspendieron las clases y la cuarentena estaba al caer, era uno delos productos más solicitados y ya había faltantes. Lo mismo sucede con el alcohol en gel y otros productos de limpieza e higiene personal.

Alarma, por otro lado, la suba en los precios de los alimentos. De hecho, un residente de Villa Fiorito advirtió a este medio que hay faltantes de productos alimenticios, como leche, yogurt y otros lácteos. “Fui al supermercado chino del barrio y compré los últimos dos pedazos de queso cremoso que había. No encontré leche y hay muy poca variedad de yogures”, apuntó María, vecina de Turdera.

La situación no es esperanzadora tampoco para los pequeños comercios de la zona. “Las distribuidoras de pollo y los proveedores de carne están aumentando sin parar los precios y nosotros, los pequeños comercios de barrio, tenemos que aumentar porque no podemos cubrir los gastos”, explicó un comerciante, quien advirtió que la problemática se “refleja” en los negocios más chicos pero “son los grandes proveedores” los que los están “ahorcando”.

El titular de la Asociación de Defensa de los Derechos de los Usuarios y los Consumidores (ADDUC), Osvaldo Bassano,había advertido a Info Región sobre la “irresponsabilidad de los empresarios”. “No puede haber desabastecimiento en Argentina. Si lo hay, es por problemas de distribución o de intencionalidad”, profundizó ante una consulta del medio, cuando comenzaron a faltar productos en góndolas, hace dos semanas.

“En Fiorito, Lomas de Zamora, las verdulerías y carnicerías y algunos almacenes ya no abren por falta de mercadería”, contó otro vecino, quien advirtió que “el cierre del acceso al distrito no permite abastecernos”.

En La Matanza la situación es similiar ya que en la localidad de Virrey del Pino las denuncias son por falta de “insumos” en las carnicerías y las verdulerías.

Previo Estudian tres posibles casos de coronavirus en Lanús
Siguiente Tras el cierre de accesos a la Ciudad, colapsa el Puente Pueyrredón