Familias continúan con la toma en Guernica, a menos de una semana del desalojo

Si bien el panorama del retiro voluntario “es alentador”, miles de personas continúan en los terrenos. El viernes es la fecha límite para poner en marcha la orden judicial.

Este viernes 30 de octubre se deberá llevar a cabo el desalojado por orden judicial de la toma de tierras en el barrio San Martín de Guernica, del partido de Presidente Perón, donde hace más de tres meses 2.500 personas ocuparon unas 15 hectáreas de manera ilegal.

Este sábado, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que ya son más de 600 las familias que firmaron el retiro “voluntario y pacífico” de los predios. “Imaginen si hubiéramos directamente aplicado el fallo judicial y desalojado, cuando hay soluciones que se pueden dar de manera pacífica”, explicó.

“Cuando es ilegal, la solución al problema de vivienda, que es un derecho, tiene que hacerse en el marco de la ley”, prosiguió Kicillof pero destacó “que el Gobierno de la provincia por cuatro años no cumplió con su obligación de buscar una solución para los problemas habitacionales”.

Sin embargo, son cientos las familias que todavía no aceptaron el retiro voluntario, a cinco días del desalojo. Si bien se llevó a cabo un enorme plan para terminar con la toma a cargo del ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, la medida judicial parece inevitable.

La toma hoy

“Casi 2.000” son las familias que permanecen en el predio, precisó una de las personas que realiza la toma, a pesar de las 600 que ya firmaron. “No vamos a firmar en las condiciones que nos ofrecen porque parece que nos están mintiendo, nos están engañando”, advirtió.

“El Gobierno nos ofrece 3000 lotes pero no nos dicen dónde están y no nos los quieren mostrar. Es decir, ellos quieren que nos vayamos y, al año, entregarnos estos lotes. Nosotros no queremos que nos regalen nada, sino que nos den una chance. Queremos que nos hagan un plan de pago para que en vez de pagar un alquiler podamos pagar esos lotes. Te ofrecen y al mismo tiempo te lo sacan, por eso no nos vamos a ir”, recalcó una vecina de Lanús que forma parte de la toma.

Por el lado de Provincia, destacan que son pocas las familias que restan por firmar el retiro pacífico, como también lo hizo el fiscal de La Plata Marcelo Romero, uno de los tres que interviene en la causa. “No sé el número exacto de efectivos policiales que van a intervenir en el desalojo, pero serían más de mil, pero tampoco sé el número exacto de familias en la toma porque todos los días varía y quedan muy pocas“, señaló días atrás.

Estos últimos días, una intensa lluvia en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) dificuló las tareas de relevamiento dispuestas por el Gobierno bonaerense para las familias que aún continúan en los predios.

El relevamiento, que tiene como fin despejar los terrenos antes de fin de mes previo al desalojo dictado por la orden judicial, se retomó esta semana por parte de los funcionarios del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad de la Provincia de Buenos Aires, quienes estaban acompañados por representantes de diversos organismos de derechos humanos, como Abuelas de Plaza de Mayo, además de organizaciones sociales que se encuentran apoyando a los ocupantes de los terrenos.

“Se trata de comparar lo que había antes con lo de ahora para comprobar que todas las personas que firmaron el acta acuerdo se hayan retirado y no quede ninguna dentro de la toma, para que no se vuelvan a recontar y certificar que no sea gente nueva”, aseveraron.