Hogar, un concepto diferente para el Gobierno según la necesidad

Muchas familias que necesitan los subsidios en los servicios de luz y gas lo perderán en función de esta definición.

La segmentación de tarifas anunciada en junio, y cuyo registro comenzó hace pocos días, genera preocupación en buena parte de la sociedad. Es que los subsidios se continuarán otorgando a aquellos hogares tengan ingresos menores a 350 mil pesos y algunas otras condiciones. Ahora bien, el concepto de “hogar” para implementar esta medida difiere mucho del que se utiliza a la hora de censar a la población.

“El hogar se define como persona o grupo de personas que viven bajo un mismo techo y comparten los gastos de alimentación”, refiere el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Este es el concepto que se utilizó en el operativo realizado el 18 de mayo pasado a lo largo y lo ancho del país.

Sin embargo, la página del Gobierno señala que “se denomina hogar a todas las personas, familiares o no, que viven en el domicilio del servicio de luz y/o gas”. Es decir, no importa si en un mismo terreno hay dos hogares que no comparten gastos.

A la hora se “sacar la foto” de la Argentina, se contempla la posibilidad de concebir varios hogares en un mismo predio con un único código de vivienda, pero esta mirada no rige a la hora de los subsidios. Esta situación genera preocupación porque aquellas personas que no tienen siquiera la posibilidad de alquilar y deben vivir en la casa de un familiar, pueden perder el subsidio.

“Se entiende por ingresos totales del hogar a la suma mensual de los ingresos de bolsillo de cada integrante del hogar. Los ingresos totales que definen a cada segmento para el nuevo esquema de subsidios se calculan tomando como referencia el valor actual de la canasta básica tipo 2 de INDEC”, detalla el Ejecutivo. Para mantener la ayuda estatal, todos los integrantes de la segunda concepción de hogar deben tener ingresos totales de bolsillo menores de 350 mil pesos (equivalente al valor de 3,5 canastas básicas totales de hogar tipo 2 según INDEC) o menores de 425.620 para los hogares de la Patagonia.

Incluso, muchas de las viviendas no cuentan con el servicio de gas natural, por lo que el consumo de energía eléctrica es mayor que en otras viviendas; es decir, hoy pagan más por este servicio, ya que se utiliza para calefaccionar la casa. Cosa que tampoco se ve contemplada en el formulario oficial para acceder a los subsidios. El Gobierno precisó que los aumentos, a partir de la quita de subsidios, se harán efectivos a partir de agosto y se prevé que lleguen a las facturas en septiembre.

Darío Martínez, secretario de Energía, planteó que la suba será de 3000 pesos, en tres tramos. Contemplando este dato, aquellos que hoy pagan 3.000 pesos mensuales de luz, terminarán el año pagando al menos 6.000. Además, debe contemplarse el aumento previsto para este año del servicio, por encima del 40 por ciento en el Área Metropolitana de Buenos Aires.