Comienza la inscripción presencial para el refuerzo de 45 mil pesos

¿Quiénes pueden acceder a este beneficio? Se pagará en dos tramos.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) habilitó -desde hoy- todas sus oficinas para la inscripción presencial y sin turno al Refuerzo Alimentario de 45.000 pesos, destinado a personas de entre 18 y 64 años, en condiciones de extrema vulnerabilidad, que no cuenten con ningún tipo de ingreso y no cobren prestación, asignación o programa social del Estado nacional, provincial o municipal alguna.

Hasta el sábado, más de 100 mil personas se habían inscrito de forma virtual a través de www.anses.gob.ar, sólo con los datos de CUIL y Clave de la Seguridad Social, a la vez que Anses informó que, también, realizará operativos móviles para inscribir a potenciales beneficiarios en distintas zonas del país.

El refuerzo se pagará en dos cuotas de 22.500 pesos en noviembre y diciembre, y el pago de la primera de ellas iniciará el lunes 14 de noviembre por terminación de documento.

¿Quiénes pueden acceder al beneficio?

Podrán inscribirse las personas que no tengan trabajo registrado (en relación de dependencia, autónomos, de casas particulares, monotributistas y monotributistas sociales), ni tampoco jubilaciones y/o pensiones contributivas o no contributivas (tanto nacionales como provinciales y municipales).

Tampoco podrán acceder quienes perciban una prestación por desempleo, sean beneficiarios del plan Potenciar Trabajo o de una Beca Progresar o de la Asignación por Embarazo para Protección Social o Programas Sociales (tanto nacionales como provinciales o municipales). El mismo criterio aplica para quienes tengan hijas y/o hijos que perciban la Asignación Universal por Hija e Hijo o Salario Familiar.

Qué no debe tener el beneficiario

Asimismo, las personas que se inscriban deberán completar una declaración jurada, que será evaluada junto a sus consumos, bienes y patrimonio.

Es decir, no podrán tener registrado a su nombre: rodados (automotores, motocicletas y otros) que tengan menos de 10 años de antigüedad, inmuebles, consumos de tarjeta de crédito y/o débito en los últimos dos meses; plazos fijos y bonos en los últimos seis meses; acreditaciones en cuentas bancarias en los últimos dos meses; compras en moneda extranjera en los últimos seis meses; o posean una obra social o prepaga.

En el caso de personas de 18 a 24 años, el control socioeconómico se le realizará también a su grupo familiar.