Demoras en Puente La Noria por controles al transporte público

El operativo es de la Policía Federal. Controlan que los usuarios de colectivos estén habilitados. Malestar de conductores de autos particulares.

Foto: Twitter

El viernes comenzaron a regir las restricciones para circular, en pos de frenar la segunda ola de coronavirus. Los controles, que se instalaron en los accesos que unen Provincia y Capital, provocan demoras y crece el malestar entre los conductores de vehículos particulares.

“Podrían hacerlos en otro lado”, advierte un un hombre que desde hace minutos está con el freno de mano sobre el puente. Crece el malestar a medida que pasan los minutos y la extensa filas de auto no avanza o lo hace a paso de hombre. El control, en este caso, es en colectivos.

El director ejecutivo de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), José Arteaga, precisó que se intensificaron los controles “en todos los lugares de transbordo” del sistema en el región metropolitana, y que la obligación es “mantener de manera permanente abiertas las ventanillas” en todas las unidades, ya sean ferroviarias o automotor, ante la segunda ola de coronavirus en el país.

Los mayores controles en el transporte público -y la necesidad de mantener las ventanillas abiertas fueron analizados en una reunión en Casa de Gobierno, encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, de la que participaron las ministras de Salud, Carla Vizzotti, y de Seguridad, Sabina Frederic; el ministro de Transporte, Mario Meoni, y el titular de la CNRT.

Más de 6.300 efectivos de las distintas fuerzas federales de seguridad participan de los controles en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para garantizar que se cumplan las restricciones a la circulación por el coronavirus.

En rigor, unos 500 efectivos de las cuatro fuerzas de seguridad federales participan en los puestos fijos dispuestos en los accesos a la ciudad de Buenos Aires, pero que hay otros 4.000 efectivos que se encuentran patrullando distintos distritos del Gran Buenos Aires y otros 1.800 que realizan los controles en toda la red ferroviaria metropolitana.

La orden de Nación es que se realicen controles fijos en los accesos a la ciudad de Buenos Aires para garantizar la restricción a la circulación entre las 0 y las 6 de la mañana. También se busca reducir la cantidad de gente que utiliza el transporte público, sólo para esenciales y personas autorizadas, motivo por el que se realizan controles en colectivos.

Según el cronograma dispuesto, la Policía Federal Argentina desplegó a sus efectivos en el Puente La Noria, en el Camino de la Ribera y en la Autopista Panamericana (peaje ramal Tigre). Gendarmería se instaló en el Acceso Oeste (peaje Ituzaingó); peaje Dock Sud y en la Autopista Panamericana (peaje ramal Pilar). Prefectura Naval realiza los controles en la Autopista Panamericana (peaje del ramal Campana), en el Puente Pueyrredón y en el Puente Avellaneda. La Policía de Seguridad Aeroportuaria controla el tránsito vehicular en la Autopista Richieri, en el peaje Mercado Central.