Avellaneda: la ocupación de camas de terapia intensiva ronda el 70%

La secretaria de Salud, Virginia González Argañaraz, advirtió que el Hospital Fiorito es el más complicado. En la salud privada, la ocupación de las UTI llega al 90 por ciento.

Hospital Dr. Pedro Fiorito

La ocupación de las camas de terapia intensiva es la variable principal que toma el Gobierno para definir cómo sigue el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), en el marco de la pandemia de coronavirus. En Avellaneda, la ocupación de camas en UTI (unidad de Terapia Intensiva) llega ronda el 70% en hospitales pero alcanza el 90% en cuanto a salud privada.

La secretaria de Salud de Avellaneda, Virginia González Argañaraz, informó a Info Región que la ocupación de las camas de terapia intensiva en el sector público es de casi un 70 por ciento mientras que señaló que en el ámbito privado es el del 90 por ciento.

Argañaraz especificó que “en este momento de los tres hospitales que cuentan con camas de terapia”, el Hospital Fiorito “es el más complicado”. “Dos de ellos se encuentran con buena respuesta de camas todavía”, aseguró, haciendo referencia al Presidente Perón y al de Wilde.

Dado que la preocupación en el Área Metropolitana de Buenos Aires es el posible colapso sanitario, según lo alertó este martes el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, la secretaria comunal hizo principal énfasis en la situación en el distrito. “Estamos en franco crecimiento de la curva de pacientes positivos para Covid-19, que se suman al resto de las patologías”, alertó.

Además y en sintonía con los dichos del funcionario provincial, que alertó de más ingresos que egresos, González Argañaraz detalló que lo que hoy se ven “pacientes que requieren muchos días de internación”.

Según confirmó el Ministerio de Salud bonaerense, en Avellaneda hay tres nuevos decesos por lo que son 65 las víctimas fatales. Además, son casi cinco mil los casos confirmados de coronavirus desde que comenzó la pandemia, en marzo pasado. Por otra parte, 1.992 son los vecinos que fueron dados de alta y 11.694 los testeados en este distrito.

“Necesitamos que la población comprenda la importancia de las medidas de prevención y que estamos desde los trabajadores de la salud haciendo un trabajo enorme para que el sistema no se sature y dar la respuesta adecuada a quien lo necesite”, reflexionó González Argañaráz, haciendo un llamado a la comunidad a ser responsable y evitar exposiciones innecesarias.